La Liga

Fue estrella del Madrid, jugó el mundial de Qatar y quiere ser golfista profesional

Es amado y odiado por la hinchada merengue.

Es amado y odiado por la hinchada merengue.
Es amado y odiado por la hinchada merengue.

Una de las grandes figuras del balompié mundial dijo adiós a su carrera como futbolista profesional y ahora se dedicará a darse la vida que tanto ha soñado durante los últimos años. Gareth Bale, uno de los deportistas más talentosos que dio el fútbol galés, se despidió de las canchas a sus 33 años de edad. Al parecer cambio la pelota de fútbol por una más pequeña, pero con la cual dará de qué hablar durante los próximos años. 

El ahora ex futbolista es un total apasionado por el golf, deporte que practica hace muchos años y por el cual aseguran fuentes cercanas al deportista; decidió culminar con su carrera a tan temprana edad. Según parece, Bale tiene en sus planes meterse de lleno en una nueva disciplina y no podría hacerlo bien si tiene compromisos en el ámbito futbolístico, razón por la cual habría finiquitado se relación con el fútbol y con su último club; Los Ángeles F.C

Más noticias del Real Madrid:

La cachetada de Noël Le Graët a Zidane, Mbappé no se guardo nada

Era el nuevo Pelé y ahora trabaja en la farándula, no lo recuerdan en su país

El Real Madrid tuvo en este jugador a una de sus máximas estrellas. A pesar de que el ex futbolista no es querido por toda la afición merengue, muchos lo respaldan y respetan. A los largo de su estancia ganó varios títulos, en los que se destacan la consecución de cinco UEFA Champions League, algo que pocos deportistas poseen y lo cual muchos envidian.

¿Por qué razón Florentino Pérez no lo puede ni ver?

El ex futbolista supo ser parte de una época dorada junto a Cristiano Ronaldo y Karim Benzema, pero también les hizo pasar un mal rato. Bale decidió hacer caso omiso a sus obligaciones con el Real Madrid para meterse de lleno en el golf, cosa que no fue del agrado del presidente y de parte de la hinchada merengue, quienes vieron esta situación como una falta de respeto para la institución. Ahora, el galés disfrutará de sus millones mientras practica uno de los deportes más exclusivos del planeta. 

Más noticias