La Liga

El futbolista que quisieron Barcelona y Real Madrid, costaba una fortuna y que en realidad nunca existió

Esta es la curiosa historia de Masav Bugduv, el experimento social que volvió loco a todo el mundo del fútbol.

La increible historia que creyeron Barcelona y Real Madrid.
La increible historia que creyeron Barcelona y Real Madrid.

En el año 2008, varios medios deportivos importantes del mundo comenzaron a hablar de un tal Masal Bugduv, un niño prodigio de 16 años que vivía en Moldavia. Un futbolista realmente impresionante que se desempeñaba como delantero en el Olimpia Balti y lo hacía muy bien, ya que era uno de los máximos goleadores del país. 

Como consecuencia a esto, las comparaciones comenzaron a aparecer y de inmediato varios equipos importantes de Europa como Chelsea, Liverpool, Real Madrid y el FC Barcelona se interesaron en él para intentar ficharlo por 5 millones de euros. Sin embargo, el mercado de pases se cerró, y Masal Bugduv no firmó con ningún equipo, algo que se convirtió muy extraño para todos ya que era una promesa muy interesante del continente.

Por lo tanto, un grupo de expertos comenzaron a buscar más información sobre él y llegaron a la increíble conclusión de que el Olimpia Balti si existía pero el nombre de Masal Bugduv no estaba en el plantel, tampoco en la selección de Moldavia, ni en ninguna parte oficial que lo situé como un futbolista profesional.

Así, estos expertos contactaron a los medios deportivos más importantes de Moldavia, que efectivamente terminaron confirmaron que el futbolista no existía, generando así un revuelo enorme en todo el mundo. Al investigar más sobre el tema, terminaron concluyendo que el nombre de Masal Bugduv estaba relacionado con el de “M’asal Beag Dubh”, o “Mi pequeño burro negro”, una historia islandesa escrita por Pádraic Ó Conaire, que trata de un hombre mentiroso que quiere ganar dinero vendiendo un burro por una cantidad que no vale.

Muchos fueron los años de incertidumbre sobre este tema, específicamente en quien comenzó con toda esta farsa, hasta que recién en el año 2017 el periodista irlandés Declan Varley confesó que él fue quien creó a Masal Bugduv, y su motivo fue simplemente para realizar un experimento social ya que estaba cansado de recibir rumores acerca de falsos pases y dedicaba mucho tiempo a filtrar entre lo que era verdad y lo que no.
 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias