La Liga > Real Madrid

Una noticia que hace enfurecer a toda la plantilla del Real Madrid

Se habrían enterado en los últimos días y ya piensan que acciones tomar al respecto.

Luka Modric, Zinedine Zidane y Eder Militao
Luka Modric, Zinedine Zidane y Eder Militao

Por segunda temporada consecutiva el plantel del Real Madrid se quedará sin premio en caso de conquistar algún título en lo que queda del año. Es una de las consecuencias que trae el duro momento que vive todo el mundo y la ausencia de público en las tribunas de los estadios de fútbol. Los jugadores y los directivos del club llevan semanas hablando sobre la rebaja del sueldo en aproximadamente diez por ciento.

Sin un acuerdo total, varios jugadores ya han pactado la citada rebaja en su sueldo, como Martín Odegaard y Luka Jovic en el momento de su cesión o en el de Luka Modric en la renovación firmada. Desde Valdebebas hablan de aplicar la lógica. Si piden una rebaja de sueldo, no hay lugar para premios o primas por los éxitos que se puedan conseguir. Si en el asunto del sueldo no existió el acuerdo del pasado año, en este apartado no ha existido duda alguna.

El objetivo prioritario de los directivos del Real Madrid en estos momentos es salvar la temporada, es decir, equilibrar el presupuesto que se ha visto disminuido en 300 millones respecto a lo proyección prevista. Los recortes económicos en muchos de los departamentos del club blanco, unido a esa rebaja que algunos jugadores ya han aceptado, van a posibilitar que el objetivo se cumpla.

La buena temporada de los jugadores que comanda Zinedine Zidane en la Champions League, es un factor importante a la hora de encontrar ese equilibrio presupuestario que busca el club blanco. Los cien millones de euros están muy cerca de conseguirlos con la presencia en semifinales, cifran que podría llegar a los 115 millones si aparecen en la final de Europa.

La otra cara es que esos cinco partidos ya disputados en Valdebebas, más el del próximo martes ante el Chelsea, podrían haber supuesto unos 40 millones de euros por venta de localidades. Los planes que ha trazado el Real Madrid es que esa normalidad que permitiría ver un Bernabéu tardará en llegar y que al menos la primera parte de la próxima temporada bien seguirán los partidos a puerta cerrada o bien con un porcentaje bajo de aficionados en las gradas, por lo que deberán mantener los gastos en el mínimo.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias