La Liga

Mamardashvili blindado, los motivos que llevaron a Valencia a tomar esta medida

Giorgi Mamardashvili dejó de ser promesa para convertirse en realidad en la portería del Valencia. A continuación, los motivos del blindaje del arquero y la extensión de su contrato.

Mamardashvili,
Mamardashvili,

El nivel alcanzado por Giorgi Mamardashvili a estas alturas de la temporada está al nivel de los mejores guardametas de La Liga. Esos que dan puntos ‘extra’ a sus equipos. El arquero hace rato dejo de ser promesa y es realidad. Es que Giorgi lleva ya muchas jornadas consecutivas comportándose como una de las estrellas del Valencia a pesar de sus escasos 21 años de edad. 

el Valencia le 'blindó' con una cláusula de 20 millones que con el paso de las temporadas aumenta de cinco en cinco millones y le hizo contrato hasta 2024 con opción unilateral del club de ampliar a 2025. Pero parece que visto el nivel del georgiano eso se ha quedado corto.

Y es que desde que el meta firmara aquel contrato en Navidad, su nivel ha aumentado más si cabe. Grandes partidos en LaLiga, artífice de llevar al equipo a la final de Copa y una cita en La Cartuja donde fue el mejor del Valencia, le han servido para hacerse con la titularidad al 100% desbancando a Cillessen y han llevado a que el Valencia tenga claro que Mamardashvili es su portero de futuro y de presente

El partido ante el Athletic Club en San Mamés fue una prueba fehaciente de ello. El Valencia sacó un inservible empate a cero que terminó de enterrar las mínimas opciones que aún tenía de pelear la séptima plaza. Sin embargo, el resultado podría haber sido peor si el portero georgiano no hubiera salvado al equipo hasta en tres ocasiones distintas. 

Y eso que el inicio de partido no fue demasiado halagüeño. La primera ocasión de peligro vino precedida de un balón centrado desde el costado izquierdo que Mamardashvili no acertó para atajar ni para despejar. El georgiano pudo reaccionar a tiempo para detener el disparo de Raúl García en el que derivó la acción. 

A partir de ahí, Giorgi se convirtió en el muro infranqueable al que lleva acostumbrando desde hace ya varias semanas. El portero del Valencia hizo soñar a los delanteros del Athletic con él, en especial a Iñaki Williams, al que le frenó en boca de gol hasta tres veces.

La primera en el minuto 32, en una jugada en la que Giorgi demostró una notable intuición y anticipación para ganarle la partida al delantero español en un cara a cara entre ambos. La segunda ocurrió alrededor del minuto 55. En una oportunidad más centrada y manifiesta para Iñaki Williams, Giorgi volvió a ganar el duelo personal en otro uno contra uno, esta vez gracias a su velocidad de reacción para sacar el pie izquierdo. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias