La Liga

La inesperada burla de Guardiola a Barcelona que no cayó nada bien en el Camp Nou

El antiguo entrenador del club español dio una reciente entrevista donde estuvo hablando sobre la actualidad de la institución, dejando algunas declaraciones que no gustaron para nada.

El antiguo entrenador del club español dio una reciente entrevista donde estuvo hablando sobre la actualidad de la institución, dejando algunas declaraciones que no gustaron para nada.
El antiguo entrenador del club español dio una reciente entrevista donde estuvo hablando sobre la actualidad de la institución, dejando algunas declaraciones que no gustaron para nada.

Pep Guardiola estuvo en la previa del torneo Puma Legends Trophy en Pula Golf Resort (Mallorca) donde habló de la actualidad deportiva y de su amado Fútbol Club Barcelona. Sobre este último, se refirió al mal momento económico que vive la institución y con duras palabras dejó en claro que no deben relajarse porque el problema no finalizó. 

“Es difícil pero cuando no puedes hacer grandes cosas hay que tener tranquilidad. Hay momentos de la historia en los que hay que aceptar que la situación es la que es. A veces asumir un perfil más bajo ayuda a crecer más rápido. La situación económica es la que es. La percepción que tengo ahí es buena, pero a veces hay que tener tranquilidad", señaló el experimentado técnico.

Sumado a eso, habló sobre el posible fichaje de Robert Lewandowski al FC Barcelona y sentenció: "No tengo ni idea, la verdad. ¿Qué si se adaptaría bien? Estamos hablando de Lewandowski. Se adaptaría perfectamente a cualquier sitio. Pero no sé si el Barça puede ficharle por su situación económica o si el Bayern le dejará salir."

Claramente estas palabras no cayeron para nada bien en toda la Ciudad Condal ya que si bien estas declaraciones en gran parte son verdad, la realidad es que no eran las formas. Guardiola decidió seguir con su estilo, prefiriendo ser bastante claro y no guardarse nada, produciendo así el descontento de los aficionados.

La realidad es que todos son conscientes del mal momento económico que vive el FC Barcelona, sin embargo, la manera de hablar que tuvo Pep cortó la alegría y la ilusión de muchos seguidores del club que tienen una idea muy firme de armar una plantilla competitiva la próxima temporada. Guardiola eligió usar la sinceridad, y ahora la situación se convirtió muy negativa para con él. 

Más noticias